1° de mayo



El destino quiso que naciera aquí y hoy festejemos el día de los trabajadores. Esto no pasa en Canadá y EEUU. En este 1° de mayo me viene el recuerdo de todos los trabajadores.


Todos aquellos que les duele día a día no poder llevar el pan a la mesa. A los que la sociedad barre hacia afuera. La angustia y el resentimiento crecen en un mundo que cada día consume más y donde algunos sienten no tener lugar. Sus hijos, que no tienen la culpa de lo que pasa pero que muchas veces la sienten. Sus esposas. La vergüenza y la incertidumbre de no saber que pasará mañana. Porque siempre hay una familia atrás.



También es el día de aquellos que trabajan sin recibir un sueldo a cambio. Idealistas, luchadores por su futuro y los que están pagando "derecho de piso". Jóvenes que empiezan y veteranos que vuelven a empezar. Viejos trajes gastados y dos boletos de ómnibus para llegar a la entrevista. Porque siempre hay una familia atrás.



Los que se fueron a buscar un futuro mejor, los que volvieron y no lo encontraron allí ni aquí. Los que se quedaron y hace años que no pueden venir. Los que ayudan a su familia desde el exterior. Los que fueron a su trabajo y no volvieron. Porque siempre hay una familia atrás.



Los que se maquillan para disimular el dolor y hacer que todo se vea mejor para los demás. Los que ya han comprendido de que se trata todo y no se quiebran. Ellos no están solos, porque siempre hay una familia atrás.



Porque siempre hay una familia, la de sangre, la del club, la de la cuadra, la del bar, la de ayer y la de mañana.

Comentarios

  1. Es muy cierto lo que dices , Felipe y yo estaría entre los que empiezan de nuevo con 30 años la Universidad y a trabajar luego de años de ama de casa y al lado de mi mamá cuidándola, y a voy a seguir cuidando solo que para ello necesito un futuro para mi , sino corro el riesgo de enfermarme de soledad y exclusión social. Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Nunca vas a estar sola Carolina, la sociedad a veces barre para afuera pero tampoco vas a estar excluida. Gracias por leer esta columna y tu comentario, como siempre muy inteligente y sensible. Fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario