A don José



Te fuiste a Europa, leíste a Kraus y Ahrens. Trajiste lo que mejor funcionaba en el mundo y lo hiciste nuestro. A eso yo lo llamo batllismo. Nos pusiste delante de nuestros vecinos en bienestar, educación, derechos y libertades.

Aquí las mujeres votaron 30 años antes que en Argentina. En 1913 podían solicitar el divorcio y los hijos naturales tenían los mismos derechos que los “legítimos”. Creaste liceos en todos los departamentos.
El mundo venía a ver como funcionaba esta pequeña "Suiza de América". Así fue que llegó el jefe de Policía de Nueva York, que de Europa pedían por nuestras enfermeras, médicos y maestros.

Separaste la Iglesia del Estado para que cada uno optara por su Dios. En 1915 impulsaste la ley 5.350, "El trabajo efectivo de los obreros de fábricas, talleres, astilleros, canteras, empresas de construcción de tierra o en los puertos,”“no durará más de ocho horas". Ahora era obligatorio descansar un día a la semana y los menores de 13 años no debían trabajar nunca más.
Dignificaste al obrero y su lucha. La igualdad de oportunidades permitió que el hijo del doctor fuera compañero de banco del hijo del patrón y del hijo del empleado. Algunos mayores recuerdan “nada iguala más que una túnica blanca”.

Creaste una clase media que no solo movía la economía sino que se podía dar el lujo de ser la más culta de América. Los que no te entienden dicen que eras “estatista” porque les sacaste el tren a los ingleses. En Durazno la usina privada era de mi tatarabuelo y la luz un lujo hasta que llego la UTE en 1912. Llevaste al Estado a esos lugares donde la empresa privada no podía llegar.

Condenaste el totalitarismo en todas sus formas. Defendiste el Capitalismo y explicaste que la revolución de 1917 solo podía darse en un “país primitivo” como era la Rusia feudal.

Hoy hace 83 años que te fuiste, los vecinos nos pasaron. Uno de cada dos niños nace por debajo de la línea de pobreza. Las oportunidades te imaginarás ya no son las mismas.

La soberanía la transformaron en monopolios burocráticos que no solo dan perdida, sino que le quitaron la libertad de elegir a los ciudadanos.

Mientras tanto, aunque no lo creas, en “el partido de Rivera”, “el escudo de los débiles”, “el partido colorado o liberal” algunos se preocupan por medir quien es más batllista.

Comentarios

  1. Hermoso homenaje a un político de vanguardia que hizo de nuestro Uruguay un país adelantado a su tiempo.
    Soy descendiente directa del Gral. César Díaz uno de los Mártires de Quinteros quien murió defendiendo la divisa Colorada. de alguna manera esto me permite guardar una especial admiración por Don José Batlle y Ordoñez.
    Aprecio la lealtad a tus ideales y a sus líderes, pese al deterioro que ha sufrido el Partido Colorado, con jóvenes como tú hay esperanza de un futuro mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, inmerecido. Ojala el Partido de José Batlle y Ordoñez vuelva a encontrar su rumbo para convertirse en una herramienta constructora de un Uruguay más justo, moderno y prospero.

      Eliminar

Publicar un comentario