Masonería Egipcia en Uruguay, entrevista



En 1881 Giuseppe Garibaldi ya en Italia, quien fuera iniciado Masón en Uruguay, decide fusionar dos ritos Egipcios Masónicos y convertirse de esa forma en su primer Gran Maestre. A mas de ciento treinta años de ese nacimiento conversamos con Fabio Sebastián Cruz, Serenísimo Gran Maestro del mismo Rito para Uruguay; en Montevideo.

Felipe Caorsi: -¿Recuerda cuando fue la primera vez que pensó en acercarse a la masonería?

Fabio Sebastián Cruz: - Siendo estudiante de Historia, hoy soy profesor, junto a un reducido grupo de estudiantes realizamos una investigación monográfica sobre la Orden Masónica en Uruguay. Recuerdo, en esos días, tener en mis manos una instrucción masónica manuscrita fechada en 1830, una de esas instrucciones que los Masones llamamos “catecismos”. También pensé en ser Masón porque sentí que podía encarnar los ideales de la Orden. Esto sucedió en el Archivo General de la Nación (Uruguay) a mediados del año 1996, tenía yo por ese entonces 21 años.

FC: - Suele decirse que la masonería como toda institución iniciática produce un cambio en el individuo una vez que éste ingresa, ¿cuanto hay de real en esto? ¿Usted ha notado algún cambio significante?

FSC: - En relación a mi experiencia en el camino de la Masonería, sí, honestamente creo que hoy sería alguien muy diferente de no haber encontrado a la Orden. El proceso comienza con la Inciciación y no diré mas porque el resto deberá descubrirlo cada candidato. Un viejo Hermano (Masón) solía decir: “la Masonería hace que los hombres muy imperfectos sean un poco más perfectos, y que los hombres virtuosos sean aun más virtuosos”. Las ceremonias masónicas tienen por objetivo despertar en quienes las viven, nuevos estadios de conciencia, nuevas formas de evaluar la realidad que los rodea y eso deja una marca para siempre.

FC: - ¿Es cierto que la masonería lo encuentra a uno? ¿Usted ha presentado candidatos a la masonería?

FSC: - Si, la Masonería lo encontrará si es que usted la busca. Muchas veces usted no sabe que la esta buscando hasta que una vez dentro, encuentra cosas que no sabía estaban ahí y mucho menos en su interior. Tradicionalmente se es Masón por invitación de dos o tres Maestros Masones que empeñan su palabra, su probidad y buena Fe en recomendarle. A lo largo de los últimos quince años he presentado a varios hombres y mujeres de “libres costumbres” para ser iniciados. Hoy en día algunos de ellos son prominentes figuras dentro de la Institución y la sociedad.

FC: - ¿Que se necesita para entrar?,¿ donde encuentra un profano a sus padrinos?

FSC: - Los Antiguos Usos de la Orden dicen que se debe ser un “hombre libre y de buenas costumbres”. Lo cual es interpretado en la actualidad de muchas maneras distintas. En torno a la Masonería Egipcia, esto se resume a: -no tener causas penales pendientes (es decir gozar de una buena conducta ciudadana) y, -ser libre en varios sentidos; económicamente, es decir que usted tenga una manera honrosa y propia de subsistir; intelectualmente, de modo que ningún credo o filosofía confine su libertad de pensamiento (lo cual no significa que no tenga usted una religión o una ideología) y legalmente, es decir que no se encuentre usted bajo la curatela de un tercero. Reuniendo esas competencias, se es presentado a la Orden y serán los demás Masones quienes, democráticamente, decidirán su ingreso o no a la Masonería. En el caso del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis – Misraïm solo pedimos dos cosas en torno a la espiritualidad: -que crea Usted en un Principio Superior (es decir que no sea ateo); - y que acepte la posibilidad de la inmortalidad del alma, esencia, idea, o como desee llamarle.

FC: - ¿Es cierto que hay distintas escuelas en la masonería? ¿De ser así como se llevan entre si?

FSC: - Actualmente en el mundo hay dos grandes corrientes de opinión masónica, una que podríamos definir como “tradicionalista” representada genéricamente por la Gran Logia Unida de Inglaterra y todas las Grandes Logias que comulgan con ella, donde las mujeres no son iniciadas, donde se maneja un concepto de “regularidad masónica” es decir una suerte de autoproclamada autoridad para decir quienes somos o no francmasones; una segunda corriente de opinión que llamaremos “masonería liberal” o “adogmática” sumamente abierta a la sociedad, llamada a estar en la vanguardia de las transformaciones del mundo, tal vez representada por el Gran Oriente de Francia y las Obediencias que adhieren a esta visión. En lo personal, señalo a la Masonería Egipcia como “la tercer opción”; nosotros nacimos sin alinearnos a Inglaterra o a Francia, venimos del espíritu de los generales de Napoleón que con él hicieron la campaña de Egipto, reconocemos a todos los hombres y mujeres que hayan sido iniciados de acuerdo a la tradición como nuestros Hermanos, y decimos que “nuestra patria es el mundo y nuestra familia la humanidad”.

Oficialmente, las potencias masónicas de corte inglés no reconocen a las demás; ahora bien, felizmente, la filosofía masónica cala tan profundo en el alma de sus adeptos que, sin importar de donde venimos básicamente todos los Francmasones nos reconocemos como tales y nos asistimos como tales. En la Francmasonería no existe lugar a los personalismos ni a las autocracias, la dinámica natural de la Orden va dejando de lado esas pretensiones, a cambio del espíritu del “gremio” masón, donde importa el colectivo sin fundirnos en una masa uniforme.


FC: - Libertad, Igualdad y Fraternidad ¿que significan para usted?

FSC: - Este es un estandarte que lleva en la Masonería varios siglos. Libertad ante todo, libertad de decir, de pensar, de trasladarse, libertad de ser en el respeto más sagrado al prójimo. Libertad sin demasiadas definiciones que la puedan hacer cautiva. Igualdad porque en esencia todo ser humano comparte la misma naturaleza, nos distinguimos por nuestros talentos y virtudes, pero tenemos que asegurar que todos tengamos los mismos derechos y oportunidades; rechazamos la igualdad que masifica, que funde la rica diversidad humana en una falsa unidad. Y los Masones hacemos un verdadero culto a la Fraternidad, somos Hermanos, y en general lo asumimos de forma literal; lo que lastima a mi Hermano se convierte en mi herida, y en su pedido de justicia todos somos una sola voz.

FC: - ¿Son EEUU y Uruguay dos países con fuertes influencias masónicas?

FSC: - Sin duda alguna. Más allá del complejo panorama que hoy, la sociología nos pueda plantear acerca del “mapa religioso-filosófico” de ambos países, ambas naciones fueron fundadas por probos Francmasones. Uruguay se ha distinguido históricamente dentro de Sudamérica por sus valores laicos, y la temprana separación de la Iglesia y el Estado (1917) a diferencia del resto de las culturas latinas. Los Masones podemos ser creyentes, pero no permitimos que las instituciones confesionales asuman roles que no corresponden. La República (RES – PUBLICA, cosa de todos) debe ser manejada sin la sepsis del dogma. ¿Qué pensarían nuestros padres fundadores acerca de los fundamentalismos religiosos que hoy coartan derechos a las minorías en ambos países?

FC: - Volviendo a las distintas escuelas, ¿qué podría decirnos en cuanto al rito que usted trabaja?

FSC: - El Rito Antiguo y Primitivo de Memphis – Misraïm es heredero de un riquísimo acervo cultural y espiritual que en primera instancia debemos situar en las Academias renacentistas donde confluyeron genialidades intelectuales y espirituales. Allí se dio el redescubrimiento de las doctrinas Herméticas, Cabalísticas e Iluministas. Durante muchos años, la tradición egipcia estaba envuelta en misterios y lugares básicamente inaccesibles. La Edad Media se había mantenido casi inconsciente de las tradiciones anteriores, hasta que Occidente experimentó una revolución intelectual considerable, el Renacimiento y sobre todo el Renacimiento italiano y florentino. En 1450, Cosme de Médicis y Marsilio Ficino fundaron la Academia Platónica de Florencia. Desde hacía varios años, Marsilio Ficino, a petición de Cosme de Medici, había traducido textos herméticos, platónicos y neoplatónicos. Los selectos participantes de la Academia de Florencia, redescubrieron entonces la Tradición Hermética de los filósofos de la antigüedad y a través de ellos, Egipto. La nueva Academia de Florencia se convirtió en un importante centro intelectual, que gestó una rica fusión de la tradición judeocristiana y la filosofía hermética antigua. La libre conjunción, comparación y práctica de la tradición de Hermes y las enseñanzas de Platón, Plotino, Plutarco, Jámblico, Proclo, etc., sumadas a las enseñanzas cabalísticas de los judíos cristianos, no fue vista con tolerancia tanto de las autoridades de la Iglesia como de alguna que otra familia poderosa. Sin embargo, los libros griegos traducidos identificaron a Egipto como origen mítico y la fuente de la tradición espiritual. Para los griegos, Egipto era el lugar al que tenían que ir todos los filósofos, es decir cada persona que quisiera aprender la sabiduría. Visitar una Logia del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis – Misraïm es básicamente viajar en el tiempo a la era de los “rebeldes” renacentistas, los Masones de Egipto tenemos mucho de eso… de ese antropocentrismo que enseña que el hombre es un Dios vivo, un dios mortal.

FC: - En la antigüedad la masonería ha sido perseguida. ¿Lo es en este momento?

FSC: - Bueno, seguimos siendo excomulgados por el Obispo de Roma (el “Papa”). Todavía está fresco el recuerdo de las cárceles franquistas atiborradas de Masones presos, simplemente por enseñar el librepensamiento; Masones que hacían Tenidas en los calabozos con Mandiles hechos de papel de diario. Es históricamente muy reciente la prohibición de las Logias Masónicas en los países autoritarios, pero como verá nuestra labor sigue, y tenemos mucho aun por hacer.

FC: - ¿Le han cerrado alguna puerta por ser Masón? ¿Le han abierto alguna por la misma razón?

FSC: - La Masonería me ha dado muchos y buenos Hermanos y me ha cerrado algunas puertas. No puedo engañarle diciendo que somos el paraíso de los sabios ni la Nueva Atlántida o Utopía. Tenemos nuestras propias contradicciones como cualquier otra organización humana, y tenemos muchísimo trabajo aun para hacer dentro de la propia Masonería.

FC: - ¿Es fácil ser masón en Uruguay?

FSC: - Es básicamente fácil ser iniciado en alguna de las masonerías uruguayas. Ahora, ser Masón, es decir generar y construir una identidad sustentada por los valores masónicos, no es sencillo ni aquí ni en ningún otro país es un objetivo que toma toda la vida. La Libertad que tanto buscamos, muchas veces al ser alcanzada es algo difícil de manejar. El ser la máxima autoridad de la Masonería Egipcia en Uruguay me ha hecho ser blanco fácil, pero sin rencores continúo con mi proceso interno que me lleva a ser un mejor ciudadano y un mejor Masón. 

FC: - ¿Algún consejo para alguien que quiera entrar a la masonería?, donde se puede leer sobre su rito y su obediencia?

FSC: - Quien quiera hacerse recibir Masón… bueno, que en primer lugar tenga claras sus razones, y luego que busque la opción masónica que perciba es la más coherente con su forma de vida y de pensar. La ventaja de la diversidad masónica es que hoy en día el candidato puede escoger qué clase de Masonería va a practicar.


Sobre nosotros puede leer en la web:

Nuestra Oficina tiene una línea telefónica en EE.UU. que es el número +1 385-259-1614. Nuestro email es: masonesdeegipto@gmail.com

FABIO SEBASTIÁN CRUZ 33° 66°-90° 95°, filiaciones AMBELAIN-KLOPPEL y JEAN MAINE-BERTIAUX

Comentarios

Publicar un comentario